Cultivar chia en casaLas semillas de chía son un superalimento rico en omega 3, hierro, fibras, antioxidantes, proteínas, calcio y ácidos grasos cultivado y consumido antiguamente en épocas precolombinas por los mayas y aztecas, siendo así un alimento perfecto para los guerreros y usado para fines medicinales ya que favorecen a la construcción de los tejidos y músculos, además de ser muy bueno para regular el colesterol y regular el azúcar en la sangre en diabéticos, prevenir el cáncer de colon, proteger de virus, alergias, bacterias y enfermedades. Así que tener cultivos en tu casa de esta milagrosa planta será de seguro muy beneficiosa para tu salud.

Guía práctica para cultivar Chía en casa

La salvia hispánica es una hierba físicamente similar a la albahaca que suele ser cultivada en zonas cálidas, así que si vives en una zona muy fría quizás el cultivo de esta planta tarde más de lo habitual o en su defecto no se germine bien. Como cualquier otra salvia, no les gusta la humedad en lo absoluto, recomendamos hidratarla moderadamente.

Cultivar chia en casa

Pasos para plantar tu chía en casa

 Necesitaremos:

  • Las semillas de chía.
  • Un recipiente, semillero o maceta pequeña con suficientes agujeros en su parte inferior de modo que nos sirva para drenar el agua y una bandeja o plato que nos ayude a no derramar el agua.
  • Un vaso con agua.
  • Una cucharita (por si no deseas ensuciarte las manos)
  • Tierra fértil rica en minerales.

Cultivar chia en casa

  1. Primero que nada, antes de sembrar las semillas, es importante hidratarlas por lo que debes de colocar las semillas dentro del vaso con agua, revolver y esperar de a 15 o 20 minutos hasta que se forme gelatinoso.
  2. En el recipiente a usar se debe colocar la tierra, el caso de ser semilleros, abrir un pequeño hueco en cada espacio para introducir las semillas.
  3. Procedemos a agregar aproximadamente 5 semillas junto con un poco del agua donde estaban ellas, sin importar que estén gelatinosas. Si es un semillero por cada espacio agregar 3 semillas será suficiente.
  4. Aplicar una pequeña capa de tierra para tapar las semillas o esparcirlas con la tierra del recipiente.
  5. Colocar en un lugar cálido donde no pegue tanto sol y agregarle cantidades mínimas de agua cada 2 o 3 días.
  6. A partir de la semana se verán los pequeños brotes de color verde. Una vez que hayan brotado se recomienda exponer al sol sin exagerar.
  7. Al mes de haber brotado y tener de a 15 o 20 cm de altura se procede a trasplantar

Las semillas aparecerán cuando la hierba florezca, esta planta es similar a la albahaca por lo que retirarle sus semillas no es complicado.  Recomendamos no usar químicos ni pesticidas para mantener esta planta para mejores resultados.

Ventajas de sembrar chía en casa

Mucho ya se ha mencionado sobre las propiedades de la chía tanto para la nutrición, el colesterol e incluso la semilla de chía puede ser de gran ayuda durante el embarazo, por lo tanto, mantener una siembre de algo que sabemos que nos va a beneficiar de algún modo es una ganancia constante de beneficios, además que podría resultar en un buen ahorro, ya que no sería necesario tener que adquirir este producto en el mercado, ya que nosotros mismos podemos cultivarla.

Por otra parte, reporta una ventaja en lo que respecta al espacio que abarca la planta es decir si no disponemos de un huerto o terreno amplio para poder realizar plantaciones de muchos árboles, podemos invertir en sembrar la semilla de chía ya que su crecimiento es limitado pero sus beneficios para la salud son muy amplios.

En conclusión, podemos decir que invertir en la siembra de la semilla de chía es una ganancia constante, ya que su valor nutricional es amplio, puede que incluso terminemos comercializando la venta de chía, porque cuando la gente se entera que es muy beneficiosa para la salud empieza a generar demanda en el mercado, por lo tanto, te invitamos a darle una oportunidad en el jardín a la flor de chía y disfrutar de sus beneficios por tiempo ilimitado.