La semilla de Chía puede ayudar con la pérdida de peso y la diabetes gracia a que es rica en fibra, proteínas y ácidos grasos omega-3. Pero todo no son virtudes en este alimento, la semilla de Chía también tiene contraindicaciones. Desafortunadamente este fruto puede causar, flatulencia, diarrea y reacciones alérgicas de las que te vamos a hablar en este post. Así mismo, el uso abusivo de esta semilla, también pueden causar un adelgazamiento demasiado rápido o Incluso podrían asfixia si no prepara correctamente.

Contraindicaciones semilla de Chía

 Por supuesto, las semillas de chía son una gran fuente de nutrición y forman parte de las dietas equilibradas, comercializándose en todo tipo de tienda como ayudantes para bajar peso y utilizados por muchos dietistas. Son muchas las formas de preparar semilla de Chía, y como puedes comprobar se trata de un super alimento con muchos beneficios para la salud, dado que nutre y nos ayuda a guardar la línea, no está exenta de efectos secundarios y contraindicaciones que te vamos a explicar aquí.

Puede causar estreñimiento o diarrea

estreñimiento de la semilla de chiaLas semillas de chía son muy altas en fibra, tanto que contienen la cantidad de fibra recomendada para por los especialistas (38 g para hombres y 25 g para las mujeres por el día). Con solo una o dos cucharadas de esta semilla en una taza de agua sería suficiente para tener este aporte nutricional.

Pero no todos los organismos reaccionan igual a esta cantidad de fibra. El consumo elevado de este alimento puede flatulencias, estreñimiento y diarreas. Si ocurre la recomendación es disminuir la cantidad de chía utilizada y a la hora de tomar que esté bien empapadas en agua, esto facilitará la digestión y evitará el estreñimiento.

Puede provocar asfixia

Es muy difícil que ocurra, pero las semillas de chía han ganado notoriedad como un peligro de asfixia. Puede suceder con un consumo incorrecto dado que los granos pueden quedar atrancados en el esófago o laringe y con la saliva o agua hincharse y taponar conductos. Para evitar esto se debe de empapar las semillas de Chía antes de comerla o cocinarla, si no corre el riesgo de ahogamiento.

Todo esto se explica porque las semillas de Chía crudas pueden absorber el agua de cerca de 27 veces su peso en seco, por lo que aumenta su volumen pudiendo así obstruir los conductos respiratorios. Además, cuando las Chías absorben agua, segrega una especie de gel gelatinoso que también puede taponar o atorar haciendo difícil la respiración.

Problemas en la coagulación de la sangre

Debido al omega-3 las semillas de Chía pueden actuar como anticoagulantes naturales de la sangre, evitando que su sangre se coagule. Esto hay que tenerlo en cuenta cuando se están tomando medicamentos que provocan este mismo efecto secundario, puede tener problemas si existe alguna hemorragia o problemas de tensión. Aun así, debe consultar con su médico este punto.

Por esta razón, evite esta semilla días antes y después de una cirugía para evitar sangrado excesivo.

Puede empeorar su diverticulitis

La deverticulitis es la aparición de bultos o bolsas en la pared interna del intestino, bultos que se encuentran inflamados o infectados. Con mucha frecuencia, estas bolsas se encuentran en el intestino grueso (colon). Las personas con diverticulitis desarrollan estos sacos llamados divertículos a lo largo del revestimiento del intestino grueso. Estos se inflamen causando dolor (generalm

ente en el lado izquierdo del abdomen), hinchazón o diarrea.

Mientras que una cura para las enfermedades diverticulares es una dieta alta en fibra, el enfermo se debe de ceñir a la dieta planteada por su médico. Si incorpora las semillas de chía a esta, puede ser contraproducente, dado que este fruto es rico en fibra, por lo que tendría una carga de fibra superior a la indicada por el facultativo. Además, la semillas de Chía son contraindicadas para la diverticuilitis porque estos granos a menudo se quedan atrapados en los divertículos y los inflaman.

Puede provocar reacción alérgica

alergias semilla de chia

Si usted tiene alergia a las nueces, también puede ser alérgico a las semillas de chía.
Las semillas de chía tienen mucha proteína y esto es una mala noticia para los alérgicos a las proteínas que tiene los frutos secos como las nueces.

Las reacciones alérgicas pueden ser muy variadas, desde erupciones cutáneas y ronchas hasta ojos llorosos, vómitos y diarrea. También puede provocar tos repetitiva, dificultad para tragar y ronquera. La semilla de Chía en este caso puede también llegar a provocar inflamación de la laringe, lengua y boca, teniendo dificultades para tragar o respirar.

Si al comer semilla de Chía observa cualquiera de estos resultados alérgicos, visite a su médico para que le realice las pruebas médicas pertinentes y abandone por completo el consumo de este alimento.

Puede desencadenar en cáncer de próstata

Evidentemente, la semilla de Chía no provoca cáncer de próstata ni este alimento está relacionado directamente con esta enfermedad, pero si hay estudios clínicos que aseguran que el consumo de la semilla de chía podría aumentar la probabilidad de padecer cáncer de próstata. Eso sí, debemos coger esta afirmación de forma muy delicada, dado ya hemos comentado que no existe una relación directa.

Hubo un estudio  en el año 2010 afirmaba que el ácido graso alfa-linolénico Omega-3 que posee la semilla, no aumentó el riesgo de cáncer de próstata y que incluso disminuyó marginalmente el riesgo. Sin embargo, en el 2013 el estudio llamado “Plasma Phospholipid Fatty Acids and Prostate Cancer Risk in the SELECT Trial”, indicaba que que consumir alimentos altos en ácidos grasos Omega-3 – como las semillas de chía que contienen ácido alfa-linolénico – podría desencadenar la formación de tumores de próstata.

Aun así, para cualquier duda sobre este aspecto médico consulte a su facultativo.

No ingiera más de 1 o 2 cucharadas de Chía

Las recomendaciones médicas para evitar estas contraindicaciones citadas, es no tomar más de 1 o 2 cucharadas de Chía cada dos días, y siempre sumergiéndolas en agua el día o noche anterior. Con esta cantidad de alimento la semilla de Chía le surtirá de la fibra y nutrientes necesarios que necesita su organismo. La necesidad de adelgazar puede provocar que aumente este consumo pero no es nada recomendado. Estamos hablando de un alimento “nuevo” y que aún necesita de mucho estudio para saber sus consecuencias en la salud, y seguro para aquellas personas con los triglicéridos altos y la presión arterial baja, e incluso las mujeres embarazadas.

No confíe el consumo de fibra solo a las semillas de chía. Si quieres perder peso consúmala pero no más allá de los límites recomendados.